Mis pequeñas sonrisas

sábado, 25 de agosto de 2012

Aferrados a un abrazo para subsistir al vértigo.

Y otra vez aquí, frente a mi botella favorita de Martini, intentando descifrar esa frase que basa mi vida, la de siempre, “Luck is an attitude”, y es que no, nunca he dejado de ser una ingenua, es otro de mis defectos, sigo sin creer en la suerte, al fin y al cabo, para mí siempre fue ese factor biológico que consigues a base de invertir todas tus fuerzas en un sueño, siempre creí y creo que si haces algo bien tendrás su “Buenos días, princesa” al despertar, sus besos en tu cuello y sus abrazos llenos de te quieros cuando algo va mal, que si empleas tu vida a fondo en algo, lo conseguirás, sólo hace falta un poco de corazón, litronas de lágrimas aliadas a noches sin dormir y unos cuantos golpes con la misma piedra, pero, al final, un cubata de Martini con sabor a ti nunca viene mal.

1 comentario: